DR. BORIS SEGAL
 
 

FAQS

¿Se puede intervenir cualquier tipo de paciente con Anestesia Local Tumescente y de manera ambulatoria?

No y esto es debido a múltiples causas:

- Tienen que ser pacientes clasificados como ASA I o II de la Asociación Americana de Anestesia, es decir pacientes sanos o con pequeñas patologías generales pero compensadas, p.e. diabetes leve o hipertensión leve, etc.

- No deben tener alteraciones en la coagulación de la sangre ni en su estudio hematológico, por esa razón a todos los que se van a realizar cirugías ambulatorias especialmente aquellas que no configuran una “pequeña cirugía” deben ser estudiados mediante hemograma y pruebas para determinar el estado de su coagulación.

 

¿Hay que tener alguna precaución en el postoperatorio?

Si, el hecho de estar en el domicilio permite una integración familiar absoluta y si bien la mayor parte del tiempo transcurre sin sobresaltos y a la mayoría de los pacientes les cuesta creer que fueron intervenidos, hay momentos en los que se tiene que prestar mucha atención.

 

¿El post operatorio es muy doloroso?

Nunca es tan doloroso como para requerir analgésicos inyectables. El dolor pasa por varias etapas: inicialmente es indoloro, porque la anestesia local tiene un efecto residual de unas 4 horas. Pasadas las mismas, como la acción anestésica fue local se mantiene una analgesia por 24 horas. Sería después de este lapso que la intervención dolería, pero nunca es mucho, porque para ese tiempo el dolor se ha reducido. Lo común en nuestros pacientes es que refieran una intervención placentera y un postoperatorio perfectamente llevable.

Lo que siempre debe recordar el paciente que está cursando un postoperatorio y la ausencia de dolor no lo habilita a realizar una vida sin límites durante este período, se debe siempre obedecer las indicaciones aunque parezcan exageradas.

 

¿Demoro mucho tiempo en reponerme físicamente?

No, es mucho menos tiempo que en las intervenciones con anestesia general. Esto es debido a una gran propiedad de la anestesia local tumescente. La parte fundamental de nuestra anestesia es la infiltración del tejido que se va a intervenir con un suero que contiene Lidocaína y Adrenalina. Esta última es la responsable de reducir al máximo el sangrado. Nuestras intervenciones tienen un sangrado mínimo, casi inexistente si lo comparamos con cirugías sin infiltración previa. Como no se pierde sangre, la recuperación es mucho más rápida. Además se reduce el riesgo operatorio al mínimo.

 

¿Cuales son mis expectativas frente al resultado de la cirugía?

Este punto es quizás uno de los más importantes para el verdadero éxito de la cirugía, usted debe plantearse que es lo que busca y espera al someterse a una cirugía estética, el criterio de unos es muy distinto al de otros. No debe tomar su decisión porque su mejor amiga/o o su pareja se lo recomienda, puede tener en cuenta la opinión de ellos pero la necesidad y el deseo deben ser únicamente suyos, además debe tener claro como quiere quedar y debe discutirlo con el cirujano los días previos a la cirugía. No debe dejarse llevar por modelos o modas pasajeras pues al ver los resultados, muy probablemente se sentirá frustrado de no haber logrado lo que realmente quería.

 

¿Qué exámenes me deben realizar previamente a la cirugía?

Depende de que cirugía se trate y de su estado sanitario, edad, etc. Lo mínimo que se debe solicitar es un estudio de la coagulación sanguínea, que si bien no es determinante ya que pequeñas alteraciones no contraindican la mayoría de las cirugías estéticas, es necesario para un trabajo que aspire a la perfección. Usualmente se solicita el hemograma y examen de HIV, el resto depende del paciente. Los exámenes se hacen en un laboratorio externo y la recolección de la muestra sanguínea la realizan los técnicos de la Silueta en el momento que Ud. define el día y la hora de su intervención

 
 

Procedimientos que realizamos